Eventos 507 Periodismo Coberturas

De acuerdo con el reporte “State of Grocery”, de McKinsey & Company, el 79% de los panameños tendría la intención de buscar distintas formas de ahorrar dinero a la hora de realizar las compras del hogar. Esto puede ser una respuesta al alza de precios en la canasta básica, lo que pone presión sobre el presupuesto de las familias panameñas.

“State of Grocery” es un informe global de McKinsey & Company, cuyo objetivo es entender las tendencias de consumo que darán forma a la industria, así como los imperativos estratégicos para los actores de la industria. En esta ocasión, es la primera vez que se realiza en países de Hispanoamérica.

Al entrar al detalle de los resultados en Panamá, de ese 79% que espera ahorrar dinero a la hora de comprar, 68% buscará activamente promociones, 31% cambiará a productos menos costosos y 11% comprará productos de marcas blancas.

Sin embargo, la motivación de llevar estilos de vida saludable también alterará la demanda. En la medición, el 70% de los encuestados manifestó su intención de centrarse en una alimentación saludable. Si bien esto es positivo, puede variar según los atributos concebidos acerca de una vida consciente y sana.

Por ejemplo, solo un 10% estaría dispuesto a pagar un precio más alto para obtener un producto más saludable, pero 31% desea comprar productos alimenticios de alta calidad, mientras que 12% está dispuesto a pagar un precio más alto para obtener un producto más amigable con el medio ambiente.

Compras físicas y virtuales

En cuanto al lugar para realizar las compras, ha ido cambiando conforme se levantaron las restricciones de la pandemia. Para este año, se prevé que las compras en lugares físicos se vayan recuperando frente a la caída que tuvieron de 26% entre el 2020-2022, y se espera un crecimiento de 1% de cara al 2023.

En el caso de las compras online, la intención de uso se estima en 22% para el 2023, una caída drástica respecto al incremento de 28% entre 2020-2022.

El cliente en el centro

Por otro lado, se encuentra la personalización de la compra, que se volverá un factor determinante en el nuevo proceso de fidelización de los clientes.

La encuesta demuestra que las preferencias de los consumidores hispanoamericanos se enmarcan según la diversidad del país, y Panamá no es la excepción. Los cinco atributos que más se correlacionan con la fidelización de la clientela local son:

  1. La calidad del producto es excelente
  2. Ofrece productos únicos que solo puedo encontrar allí
  3. Ofrece un gran surtido
  4. Ofrece una gran relación precio-calidad
  5. La calidad del producto fresco es buena

Una mirada al sector

Los pronósticos indican que los ingresos de la venta de comestibles (supermercados y similares) en el país crecerán a un ritmo de 5% en 2023. Sin embargo, la inflación ha llevado a los empresarios a ser cautelosos en sus expectativas. El incremento en los costos de los bienes y de las operaciones presiona a la industria a mantener sus márgenes mientras buscan captar los beneficios de este aumento.

Otra dificultad que pueden enfrentar las empresas dedicadas a los víveres y abarrotes es el cambio pronunciado en las preferencias y conductas de los clientes. El reporte “State of Grocery”, señala cuatro tendencias que podrían dar forma a la industria de venta de comestibles en la región para los próximos años:

“Responder a estas necesidades de los consumidores, supondrá un cambio dinámico en las decisiones de los ejecutivos de esta industria. Las inversiones en nuevas capacidades, en particular, análisis de datos avanzados, podrían brindar a los retailers de Panamá, y de la región; las herramientas y los conocimientos que necesitan para mantenerse un paso por delante de la competencia”, dijo Amalia Toro, socia y gerente de la oficina de McKinsey & Company en Panamá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *