Eventos 507 Periodismo Coberturas

La flexibilidad de las nuevas formas de trabajo contribuye a mejorar el rendimiento y la descentralización territorial. Esta es una de las conclusiones del estudio La revolución de las nuevas formas de trabajo ya ha llegado, preparado LLYC, en colaboración con DCH (Organización Internacional de Directivos de Capital Humano).

La conversación analizada entre 2018 y 2022, que ha monitorizado 9,3 millones de mensajes en todo el mundo, refleja este cambio: un 70% contempla de manera positiva el nuevo paradigma laboral, porque ahora tenemos mayor flexibilidad horaria, que redunda en un mayor rendimiento de los profesionales y una mejor salud mental, y que ayuda a la descentralización de los territorios. Pero el 30% de la muestra también nos deja otras alertas, como problemas de desconexión, exceso en las cargas de trabajo e incluso a veces precarización del empleo.

Además, el estudio demuestra que esta es una conversación que interesa cada vez más, y que ha crecido un 385% en cuatro años. El equipo de Deep Digital Business de LLYC la ha analizado empleando técnicas de analítica de datos, inteligencia artificial (IA), procesamiento de lenguaje natural (NPL) y análisis de redes sociales (SNA), con keywords como nuevas formas de trabajo, híbrido, flexible, teletrabajo, virtual, remoto, futuro del trabajo o home office, entre otros.

María Obispo, Directora de Talent Engagement de LLYC: “El estudio demuestra que la mayoría de los profesionales no quiere dar un paso atrás en los beneficios conquistados y que cada vez exigimos más de nuestras organizaciones. Por eso, las compañías deberán ser cada vez más innovadoras en su propuesta de valor al empleado y apostar por una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación a nuevos entornos y necesidades de las personas”.

“Los datos de este estudio nos ofrecen una imagen nítida de los retos que, de manera inmediata, deben abordar las empresas con propósito, atentas a la realidad social y los nuevos modelos culturales, modelos que marcarán también los de la propia empresa”, explica Juan Carlos Pérez Espinosa, Presidente Global de DCH – Organización Internacional de Directivos de Capital Humano.

Algunos de los principales hallazgos que destaca el estudio son:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *