Eventos 507 Periodismo Coberturas

La Declaración Jurada de Renta es un trámite en el que se consignan los ingresos y los egresos de toda persona o empresa que realiza una actividad económica durante un año fiscal. Se presenta ante la Dirección General de Ingresos (DGI) y es utilizado por el Estado para calcular si el contribuyente debe pagar impuestos y a cuánto ascenderán sus obligaciones.

Este es el gravamen más relevante que recauda nuestro país, por encima del Canal de Panamá y del ITBMS (Impuesto de Traslado de Bienes Materiales y Servicios). De ahí que sea de suma importancia hacerle frente a esta obligación tributaria, ya que de no realizarse en las fechas establecidas hay sanciones que van desde los B/100.00 para las personas naturales, B/.500 para las personas jurídicas y B/1,000.00 para las Zonas Libres.

Carlos Julio, CPA, socio director del Grupo Alianza Auditores, despacho de Servicios de Auditoría, Contabilidad y Consultoría, indica que “La presentación de la Declaración Jurada de Renta vence para las personas naturales el próximo 15 de marzo de 2023 y para las personas jurídica hasta el 31 de marzo 2023. A fin de evitar recargos e intereses todos los contribuyentes deberán pagar la totalidad del impuesto”.

La Declaración Jurada de Renta debe ser presentada por un contador público autorizado panameño, siempre que se trate de contribuyentes que se dediquen a actividades de cualquier índole cuyo capital sea mayor de B/100.000, también los contribuyentes que tengan un volumen anual de ventas de bienes o servicios mayor de B/.50.000 y aquellos que tengan menos de estas cifras, pero que no tengan los conocimientos contables necesarios para presentarlo ante la DGI.

Para llevar a cabo esta Declaración Jurada de la mejor forma se debe mantener un control a lo largo del periodo fiscal. Los contribuyentes deben haber llevado un excelente manejo de su contabilidad. La recomendación por supuesto es que sea ordenada, clasificada y refrendada por un CPA idóneo, ya que todo comerciante está obligado a tener sus registros de contabilidad al día.

¿Por qué es importante contar con un contador autorizado?

Un contador para pequeñas, medianas y grandes empresas es un profesional que puede estudiar la estructura contable de su negocio y no omitirá ningún dato de valor a la hora de preparar las Declaraciones que están dirigidas a autoridades como la DGI.

En general, gracias a los contadores debidamente autorizados el proceso es mucho más organizado y estable, lo que evita errores y omisiones puede llegar a cometer algún emprendedor inexperto en el tema contable.

La administración tributaria, por su parte, manifiesta que los contribuyentes deben tener su información actualizada a través de la plataforma e-Tax 2.0, para poder presentar sus informes y declaraciones de renta en línea. Sin olvidar que, la obligatoriedad de la presentación de las Declaraciones Juradas de Renta está contemplada en el Artículo 710 del Código Fiscal.

Cabe resaltar que los obligados a declarar pueden solicitar una prórroga para la presentación de la DJR, las cuales serán hasta el 15 de abril para las personas naturales, 30 de abril para las personas jurídicas en el año que se deben presentar.  “Ser puntual en los pagos de las tributaciones hace que el país progrese ya que estos impuestos van destinados a obras que realiza el Estado para el beneficio de todos”, agrega Julio.

Desde el punto de vista financiero, es una muy buena idea contratar un contador, aunque demande una inversión, porque puede evitar pérdidas asociadas a multas y sanciones, las cuales además afectan la imagen y reputación empresarial. Si tiene dudas de cómo presentar su Declaración Jurada de Renta, no dude en contactar a expertos como Alianza Auditores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *